b l og
Las modas o Naturismo con coherencia… Recomiendo a quienes leáis cualquier artículo que seáis críticos, comparar la información o preguntar a un profesional o persona versada en estos temas. Estar alerta a lo que se lee, ve o escucha. La palabra escrita es diferente a tener el paciente delante y saber la recomendación individualizada más adecuada  para él. Otras veces por que se generan modas… la moda de alguna planta que lo cura todo, la  moda del salvado de avena en grandes cantidades por porción de alimento, la moda de las dietas muy altas en proteínas tan comunes en Internet. Es difícil que una misma camisa de talla S le sirva a toda la población. Hay cosas de provecho en la información aunque es prudente plantearse… ¿esto es lo que me conviene a mí? ¿Será bueno para mi salud?. ¿La misma planta para todos? ¿La misma cantidad para todos? El papel o la web desconocen tu situación personal. Pues bien, en menos de una semana he oído varias personas que aplican la moda de la “limpieza de filtros”, para “limpiar” los riñones, hígado y pulmón… Los comentarios al respecto son ciertos, con buena intención y plantas correctas… pero el razonamiento es ¿lo puede hacer todo el vecindario? Habla de plantas con comprobada utilidad para causas justificadas que también tienen riesgos si se usan indiscriminadamente.  ¿Es necesario limpiar sobre limpio? ¿Personas sanas, activas, con nutrición y peso adecuado, no fumadores, necesitan limpiar “filtros” que ya están limpios? ¿Qué es lo más adecuado? A cada situación y persona lo más saludable. Os expondré un ejemplo: Una persona joven con estreñimiento leve habrá de descubrir lo que le empeora o las posibles causas tales como: Salir cada día muy temprano de casa, no le gusta usar el baño de su trabajo, trabaja sentada todo el día, o viaja, al medio día come en restaurante y no le gusta las verduras ni las frutas. Además bebe poca agua o solo bebe vino. En este caso son importantes las medidas higiénicas sobre hábitos y para hacerlo lo primero es aceptar el cambio porque de otra manera le llevaran inevitablemente a enfermar; ese estreñimiento es solo el primer escalón. Por deducción el tratamiento sería: Aprender a usar el lavabo de su trabajo. Actividad: caminar, jugar con los hijos o hacer algún ejercicio mínimo 3 a 4 veces  por semana por 30 o más minutos cada vez (iniciar gradual y de acuerdo a la capacidad personal) Llevar comida de casa o en los restaurantes a veces hay verduras y legumbres aprender a comerlas. Llevar al trabajo frutas para consumir fuera de las horas de comidas que ayuden al movimiento intestinal tales como las que tengáis en vuestra zona y según la época del año: kiwi, piña, papaya, manzana o pera (con piel), granadas, naranjas con toda su fibra, higos frescos (o macerar los secos), ciruelas o pasas maceradas en agua, muesli de hojuelas enteras de avena maceradas o cocidas, frutos secos tostados con piel (avellanas, almendras). Mantenerse hidratado: consumir agua a temperatura ambiente o tibia entre horas. En este ejemplo ¿es necesario limpieza de filtros con plantas? Lo que se requiere es un cambio de hábitos, adaptarse a las circunstancias de su vida, moverse e hidratarse. Tomar plantas en este ejemplo que he dado sería como tapar el sol con un dedo e ignorar las causas del padecimiento. El ejemplo anterior se refiere solo a estreñimiento leve sin otras enfermedades añadidas como hemorroides, hipotiroidismo, hipertensión, tratamientos con diuréticos, tratamientos con calcio oral, intolerancias o alergias alimentarias, depresión y su medicación, anorexia, bulimia, trastornos de movilidad intestinal, colitis, E. de Crohn etc… estos son casos más complejos de tratar. Tampoco he hablado del pan, ni del salvado (el tema es largo e interesante… os dejo una pincelada: del pan integral al pan con salvado hay una buena distancia. Además el interrogante: ¿es necesario consumir pan con todas las comidas?  ¿Para este caso de estreñimiento leve ha hecho falta recetar plantas o fibras adicionales? ¿No verdad? Hay plantas que ayudan a la secreción biliar y estimulan el movimiento intestinal, otras hacen volumen, pero habréis de comenzar por la base, por los cambios en vosotros mismos. Somos seres capaces, responsables de nuestra propia salud y si nos proponemos podemos explorar los nuevos sabores y alimentos que nos brinda la naturaleza.
650 338 428